lunes, 18 de enero de 2016

ORIGEN DE LOS BANCOS DEL TANDIL



EL ORIGEN DE LOS BANCOS EN TANDIL
Breves noticias históricas de los primeros

La historia económica del Tandil, que se remonta prácticamente a su nacimiento como Fuerte primero y pueblo después, reconoce en la llegada de los primeros bancos un momento importante de proyección. En la nota de hoy daremos algunas breves noticias históricas sobre los primeros cuatro bancos asentados en nuestra ciudad.
Fue el Banco de la Provincia de Buenos Aires el primero en llegar a nuestras tierras. Creado en el año 1822 bajo la denominación de Banco de Buenos Aires, fue el primer banco argentino y también, la primera sociedad anónima del país, en este caso con promoción estatal y capital privado, creada en el gobierno de nuestro fundador, el Brig. Gral. Martín Rodríguez.
Las gestiones locales y la política del Banco permitieron que llegara a Tandil y el 2 de enero de 1872-al día siguiente de la matanza de Tata Dios-se inaugurara. Funcionó durante un lustro, aproximadamente dado que una crisis posterior, determinó el cierre de varias de las sucursales, entre ellas la de Tandil. Uno de sus empleados, Eugenio Iriarte, de 26 años,- hijo del Gral. Tomás de Iriarte-fue: el primer presidente de la Logia masónica Luz del Sud creada ese año en Tandil cuyo Juez de paz era Juan A. Figueroa.
En 1909 a poco de su peor crisis el Banco de la Provincia de Buenos Aires continuaba firmemente vinculando diferentes zonas del circuito financiero, a la vida económica y al desarrollo de la riqueza de la Provincia, creando para ello en el territorio sus filiales y prosiguiendo con sus planes de expansión, habilitando doce, entre ellas la de Tandil, que  al público abrió el 2 de octubre de 1910, de esa forma su colaboración extendía los beneficios de la casa a un número creciente de beneficiarios. En esa época, era gobernador el Cnel. José I. Arias, y  ministro de Hacienda el doctor Buchardo y estaba al frente de la Municipalidad Eduardo Arana.
La sucursal en Tandil, es una de las más antiguas filiales. En ocasión de su apertura (en realidad reapertura) se labró el acta de constitución, cuyos párrafos más importantes manifiestan: "En la ciudad de Tandil, al segundo día de octubre de 1910 reunidos en el local del Banco los señores directores Dr. Emilio Bunge, y Don Manuel Magdalena, el síndico Don José B. Casas, el gerente Sr. Virgilio Maffei, los señores Juan Capdepont, Don Liborio Brivio, Don Jorge Dahl, Don Bernardo S. Laplace y Don José Carrau, el gerente de la Sucursal Sr. Juan Espel y el inspector de sucursales Sr. B. A. Prichard, se abrió la sesión siendo las once a.m. bajo la presidencia ad hoc del Director José B. Casas. Se eligió por unanimidad de votos al señor Juan Capdepont como presidente del Consejo, e igualmente al señor Liborio Brivio como secretario del mismo. El Inspector señor Prichard informó que se habían hecho los arreglos para la inauguración de la sucursal a las 3 pm. de la fecha, a cuyo acto público quedan invitados todos los presentes, como también todas las autoridades y personas más caracterizadas de la ciudad y vecindad…” 
Producido el intervalo se reanudó la sesión, continuando el acta: "En la ciudad de Tandil, a dos de octubre de mil novecientos diez, en presencia de numeroso público, se verificó la inauguración de la Sucursal del Banco en esta localidad.
Al abrirse el champagna el señor Síndico D. José B. Casas, pronunció el discurso declarando inaugurada la sucursal. Siguió en el uso de la palabra el señor José Carrau, concluyendo el acto a las 4 y 15 pm." Los integrantes del primer Consejo, que en esa época asesoraba al gerente a cargo de la sucursal, fueron los vecinos Juan Capdepont, Liborio Brivio, Jorge Dahl, Bernardo Sabatté Laplace y José Carrau.
Tal como aconteciera con las restantes casas bancarias instaladas en Tandil, el primer edificio resultó pequeño para las crecientes actividades del Banco, por lo que el 9 de agosto de 1911, el Banco dispuso la adquisición de un inmueble  ubicado en la esquina de las calles 9 de Julio y Gral. Pinto, donde actualmente funciona, para construir la futura sede propia. Sobre ese predio se levantó el hermoso nuevo edificio en 1913, obra del constructor Pacífico Pontaroli,  pero con el correr de los años, el avance de la ciudad exigió más comodidades y entonces fue reemplazado por el que conocemos, finalizándose los trabajos de la sede actual en 1947.
El Banco de la Provincia, sucursal Tandil, fue uno de los promotores de la pujanza que hoy ostenta la ciudad, mediante sus préstamos que posibilitaron el desarrollo del comercio, la industria y el campo. Esta institución, fundadora del crédito y la moneda argentinos, tuvo entre los miembros de sus directorios a un vecino de Tandil: José A. Cabral (h ) entonces director del diario Nueva Era. Fue durante el gobierno provincial de Oscar Alende.
El primer gerente fue Juan Espel, desde el 2 de octubre de 1910 y hasta el 31 de agosto de 1918,  sucediéndole Francísco Indavere (hijo) desde el 1 de setiembre de 1918 y hasta el 10 de noviembre de 1919.
Hoy es el Banco que dispone de más filiales en el partido de Tandil.
BANCO NACIÓN
Veinte años después llegó la sucursal del Banco de la Nación Argentina, fundado en 1891 por iniciativa del presidente Carlos Pellegrini, como un medio para resolver los embates de una devastadora crisis económica que afectaba, en especial, al sistema bancario existente en ese momento.
De capital enteramente estatal, en pocos años abarcó  a toda la geografía nacional y se convirtió en el mayor banco comercial argentino. Su objetivo principal es el de ejecutar la función de agente financiero del Gobierno Nacional.
Después del  “primer” Banco Provincia- que duró poco como vimos-se instaló en la ciudad una sucursal del Banco de la Nación, cuya apertura data del 2 de abril de 1892. La documentación obrante en los archivos del Banco  central permite conocer los iniciales momentos de la nueva sucursal. Así sabemos que lo primero fue designar gerente a Julián S. Solveyra-aún antes de la apertura-y al Consejo local que integraron los vecinos: José Ciriaco Gómez, José Santamarina, Pablo G. Brondsted, JulIo Peña y Juan María Dhers como titulares  y a  José M. Fernández y Daniel Arana (h), como suplentes. Siguiendo las órdenes recibidas, el gerente  Solveyra no se demoró y así abrió sus puertas en Tandil la dependencia, que utilizó como primera propiedad una de la calle Gral. San Martín al 600 (entonces llamada Améríca), entre las antiguas Casa Galli y el Bar Victoria (predio que ocupa Casa Belme ex Beige). Luego de este período el Banco comenzó la construcción de su edificio propio, el que quedó habilitado en 1908, imponente como hoy lo conocemos, colocándosele en 1933 la estatua “La República” del francés Coutan, que luce en la parte superior de su frente, a instancias del entonces presidente de la institución, Jorge Santamarina.
La recepción que le dispensó el vecindario fue realmente auspiciosa y la repercusión de la nueva sucursal bancaria se extendió a una amplia zona de la provincia, lo que tuvo efecto en el directorio central, el que quince días más tarde decidió ampliar el crédito de la sucursal, que inicialmente había sido de 150.000 pesos a 250.000.y luego a 500.000. Esta evolución, colocaba a la Sucursal Tandil en primera línea entre todas las que funcionaban en el interior de la Provincia,  para regocijo del intendente José G. Almada.
Sin embrago "El capital asignado a esta sucursal de quinientos mil pesos, sólo puede llenar las necesidades de esta localidad.Y fundamenta luego la necesidad de ampliar a un millón de pesos el crédito para atender la vasta zona de influencia. Luego de Solveyra ocuparon la gerencia: Horacio E. Bozzano (1895-1901) y Enrique Soriano, (1901-1905) y luego otros hasta el día de hoy.
Tandil y el Banco Nación tuvieron estrecha relación en su momento, dado que oportunamente vecinos de Tandil fueron convocados para ocupar cargos máximos en la institución. Nos referimos a Jorge Santamarina, que llegó a ser presidente del Directorio (1932), y a  Rogelio Gallarreta, que se desempeñó como director, hasta 1969.
BANCO COMERCIAL DEL TANDIL
El viernes 30 de mayo de 1902, en los salones del  Hotel de Roma de Caricio Bosatta, en la esquina de Gral. Pinto y Alem, treinta y dos tandilenses y siete empresas del lugar, "se comprometen formalmente a prestigiar la función de un “Banco de Descuento y Depósitos".
El acta, breve, añade que cada uno de los firmantes se obliga a tomar acciones por un mínimo de 5.000 pesos moneda nacional y un máximo de 20.000 que los socios fundadores no podrán exceder de cuarenta, y, por último, que cuando haya adherentes por valor de 200.000 pesos, comenzará el pago de los títulos según un cronograma que allí mismo se establecía. Las firmas de los accionistas nos hacen saber de  apellidos ligados al comercio, la industria, el campo y profesionales
En el acta consignan:” sabemos que dará lugar a un empleo  sólido y extenso”. “Es algo que habla en honor  de los creadores de la institución, pero también en honor de Tandil y de sus habitantes”.
A las cuarenta y ocho horas de la reunión inaugural, el 1 de junio, los fundadores sesionan en asamblea general, nuevamente en el Hotel Roma, para constituir la  Comisión Provisoria que quedó integrada: presidente, Santiago Serigós; vicepresidente, Raimundo Piñero, tesorero: José M. Bentín; secretario, Pedro Barbé; vocales, Alberto Speroni, Fernando Peré, José Antonio Martínez y Ramón Vázquez Brac. El 15 de junio, una asamblea de los accionistas acordó constituir la Sociedad Anónima denominada 'Banco Comercial del Tandil' , ratificando, como Comisión Directiva, a la Provisoria, encargándole solicitar al gobierno bonaerense la aprobación de los Estatutos y el reconocimiento de la sociedad como persona jurídica, más la inscripción en el Tribunal de Comercio bonaerense.
El presidente se ocupó del alquiler de una casa al vecino Antonio Paita, en Gral. Pinto 636, para instalar allí a la nueva entidad  y en agosto, el presidente Serigós informa la aprobación de los Estatutos, según decreto del 7 de ese mes; y el arriendo de la casa de Paita, desde el 15, por 80 pesos moneda nacional mensuales. Cabe señalar que el hermoso edificio que conocemos, fue comenzado a construir en 1924 e inaugurado en 1928., en reemplazo del anterior habilitado en 1909.
El 7 de setiembre se reunió una nueva asamblea general de accionistas, siempre en los salones del Hotel Roma, "a fin de proceder a la elección de nueve directores síndico que deben formar el Directorio definitivo
Finalmente al día siguiente, el Directorio distribuyó los cargos por medio de una elección interna, resultando presidente, Pedro Barbé: vicepresidente primero, José Bentín, vice presidente segundo, Alberto Speroni; vocales, José María Saraví, José Iturralde, José Antonio Martínez. Carlos Linne. Santiago Serigós y Raimundo Piñero.
También se fijó la fecha de apertura de la Casa y así el 17 de noviembre de 1902 abrió sus puertas el Banco Comercial del Tandil, merced a la citada iniciativa de un grupo de comerciantes, industriales y productores, institución financiera que duró hasta 1995 cuando se produjo el cierre con tal nombre, dado la crisis financiera que no pudo superar, siendo adquirido por el BCP ( Banco de Crédito Provincial) cuando ya el Comercial estaba liquidado, quien a su vez era accionista del también liquidado Banco Federal Argentino que presidía el tandilense Jorge F. Christensen.
Prestigiosos vecinos integraron sus directorios y fueron firmes impulsores del desarrollo local, ayudando económicamente-por ejemplo-a la Universidad de Tandil en sus difíciles comienzos.
Las operaciones alcanzaron su máximo desarrollo en el año 1997. Luego que el BCP también fuera liquidado, lo reemplazó el Mercobank que  abrió sus puertas al público el 20 de marzo 1998 con sucursales en la provincia de Buenos Aires y Santa Fe, hasta que en 2001, el Banco Central lo cerró. Las 47 sucursales fueron compradas por 10 bancos.Los socios mayoritarios eran chilenos. Con posterioridad al cierre, el empresario porteño Luis Armani compró la esquina de Gral. Pinto y Gral. Rodríguez y anunció que haría allí un paseo comercial tipo shopping.
EL BANCO HIPOTECARIO NACIONAL
El 14 de setiembre de 1886 se sancionó la Ley 1804 por la que se creaba el Banco Hipotecario Nacional, siendo Presidente de la Nación el Gral. Julio A. Roca.
Tenía sus antecedentes en el Banco Hipotecario de la Provincia de Buenos Aires, que había sido fundado en 1871, primera institución que otorgaba préstamos con garantía real de hipoteca y se proveía de capitales mediante la emisión de cédulas hipotecarias.
El 15 de noviembre de 1886 iniciaba formalmente sus operaciones con la presidencia de Juan A. García, esta institución que a lo largo de su historia y con vicisitudes diversas estableció en el país una política de fomento a la construcción de la vivienda propia. Fue en la presidencia del Dr. Rafael Herrera Vegas y por intervención especial del Director Nereo Crovetto, que en 1919 se decidió la creación de una sucursal en Tandil, donde Crovetto tenía amistades arraigadas.
De esta manera, el 25 de enero de 1919, siendo intendente Esteban Maritorena, comenzó a funcionar en un local de Gral. Pinto 666 (donde después estaría por muchos años la joyería Laplace) y hoy existe un local comercial. Fue designado primer gerente el señor Luis A. Crocci, como contador Julio B. Bardi; como abogado el Dr. Ramón Baró y como escribanos los profesionales: José A. Cabral, Juan A. Zerillo y Manuel Cordeu. Hacia 1921 por los montos otorgados de préstamos y de escrituraciones, la sucursal local ocupaba el primer puesto en el orden nacional, lo que reflejaba la rápida expansión de su actividad.
Componían su primera dotación  como empleados, Jorge F. Pardo, Jorge C. Laigle, Luis J. Aguirre, Pedro Arguinzonis y Julio V. Algañaraz. Como ordenanzas se desempeñaban Venancio Ruíz, Juan González y Carlos L. Rey.
Pronto cobró cuerpo la necesidad de contar con un edificio propio digno de la institución que estaba en pleno auge. De tal suerte, se resolvió la adquisición del terreno de Gral. Belgrano y Chacabuco-solar donde estuviera uno de los extremos del Fuerte Independencia-colocándose la piedra fundamental el 14 de mayo de 1922.  Confeccionados los planos respectivos, se encargó al constructor Eduardo Grilli la obra que a la postre sería un verdadero monumento de belleza que enriquece el patrimonio de Tandil  .Dotado de vivienda para el gerente y de una imponencia formidable, el edificio fue avanzando en su construcción, , hasta que el 26 de setiembre de 1924 fue oficialmente ocupado. La inauguración fue realmente un acontecimiento para la sociedad de la época.
Finalizada la Segunda Guerra Mundial y con la asunción del peronismo la política social se constituyó en uno de los pilares del gobierno, de tal suerte que a la necesidad de vivienda propia con la promoción de la industria nacional, se agrega una política de préstamos para posibilitar paliar la crisis habitacional
En Tandil el Barrio de los monobloques- en los antiguos terrenos de los Santamarina y del ex Monte de las Romerías-fue de los que iniciaron esa política que para la década del ' 70 continuó con el Barrio Terminal construido por Teneza S.A. .No haremos aquí el inventario de edificios y barrios a los que dio lugar el accionar del Banco Hipotecario, pero si podemos afirmar que Tandil le debe una porción realmente importante del total porcentual construido en su planta urbana
La sucursal Tandil cerró sus puertas como consecuencia de la política nacional al respecto y merced a la visión de la Municipalidad local, su edificio fue adquirido para que-luego de diversas alternativas- funcionen oficinas municipales, rescatando este monumento para el patrimonio de los tandilenses, hoy, y desde 1999, con el nombre de Palacio Brig. Gral. Martín Rodríguez, incorporado a lo que podríamos denominar "la manzana de las luces" local.
Reabrió sus puertas en Tandil en Gral. Rodríguez 726, (donde estuvo la Confitería Norma) el 16 de marzo de 2012 y hoy tiene un papel protagónico en los planes PROCREAR de construcción de viviendas.
Actualmente son numerosos los bancos que funcionan en la ciudad. Podemos mencionar entre ellos a: Bisel, ICBC, Columbia, Credicop, de Balcarce, Galicia, Nación, Provincia, Francés, HSBC, Hipotecario, Industrial, Patagonia, Santander Río.
Como acotación final, digamos que Tandil tuvo también otra entidad bancaria de origen local: el Banco del Fuerte, nacido en  la Compañía Financiera del Tandil, el que por los vaivenes económicos-financieros debió cerrar.. 

Daniel Eduardo Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada