miércoles, 26 de octubre de 2016

ORIGEN DE LAS ESCUELAS DE ARTES EN TANDIL

ESCUELAS DE ARTES DE TANDIL
Breves referencias históricas

La historia de la educación en Tandil no queda completa si no referenciamos el área correspondiente a las artes. En este caso daremos una brevísima síntesis que comprende a las escuelas que la Municipalidad creó, quedan el Polivalente y el INPAT para más adelante.
Cronológicamente son las artes plásticas las primeras ya que se enseñaban en forma privada y asistemática, hasta la iniciativa municipal.
ESCUELA MUNCIPAL DE ARTES VISUALES N° 1 “VICENTE SERITTI”
Corría 1912, año de nefasto recuerdo para Tandil, por la caída de su célebre Piedra Movediza, cuando arribó quien a la postre se iba a constituir en la bisagra de la historia del arte en Tandil hasta casi las décadas finales del siglo XX. Nos referimos a Vicente Seritti, nacido en Avezzano (Italia), que con una formación sólida en la península, llegaba cargado de inquietudes y esperanzas a estas tierras.
Aquí, con la ayuda de José Manochi y el joven Ernesto Valor, hijo del pionero Gabriel, consiguió instalarse y comenzar la formación de alumnos en pintura y dibujo, que le permitieron sustentarse.
En abril de 1918 inauguró una Academia de Dibujo, siendo su anhelo la creación de una Academia de Bellas Artes que fuera gratuita.
En 1920 un grupo de vecinos entusiasmados por el éxito de los salones de aficionados y con visión de futuro, encabezado por el ya citado José Manochi y por el escribano Manuel Cordeu, tomando como modelo la existente en Buenos Aires desde 1876, fundó la Sociedad Estimulo de Bellas Artes, con el propósito de dotar a Tandil de la Academia gratuita de dibujo y pintura, que finalmente pusieron bajo la dirección del maestro Seritti.
El 1 de diciembre de 1920, en el local que había cedido gentilmente la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos, en Chacabuco 340 (actual sede de la Nueva Clínica Chacabuco), casi un centenar de jóvenes, en tres turnos, daban comienzo a las clases de la Academia, que a la postre sería la base del futuro emprendimiento docente y museístico, bajo la atenta guía del director y de los profesores Rita Gómez y Fernando Berreta.
La Academia se trasladó luego a un salón cedido por la Municipalidad y posteriormente a una casa de Gral. Belgrano 634, propiedad de Leovigildo Carmona, cuyo hermano, Saturnino, sería después ordenanza del Museo que todavía no estaba creado. Manochi  en convergencia con los ideales de Seritti, propuso un proyecto de Ordenanza en 1934, para crear el Museo Municipal de Bellas Artes, el que finalmente fue aprobado.
El 9 de febrero de 1937 la Academia logró el reconocimiento Municipal, pasando a funcionar en el local del flamante Museo Municipal.
En 1973 me correspondió la iniciativa de separar el Museo de la Academia Municipal de Bellas Artes, motivado por el crecimiento de ésta, pasando así a llamarse Escuela de Artes Visuales “Vicente Seritti”, que funcionó primeramente en una casa de Chacabuco al 400, frente a la Plaza Independencia. Cuando la Municipalidad adquirió la antigua propiedad de Juan Fugl, luego de Suárez Martínez y sus sucesores Usandizaga, en 9 de Julio 292, allí se trasladó la escuela.
Fueron sus directores: Vicente Seritti, Ernesto Valor, Ernesto Valor Darbón, Josefina Seritti, Ana M. Gárate, Cristina F. de Enríquez, Hilda Vertullo de Capponi, Miguel A. Di Giorgio y actualmente Angélica Merlo.
ESCUELA MUNICIPAL DE ARTES Y OFICIOS “ERNESTO VALOR”
La actual Escuela de Artes y Oficios “Ernesto Valor” tiene su origen a comienzos de 1966, en instalaciones de la Sociedad de Fomento Unión y Progreso, de Villa Italia, como filial de la Escuela Municipal de Bellas Artes “Vicente Seritti”, y su primera promoción fue en 1971, con el título de Maestro de Dibujo y Pintura.
En 1972 la institución obtuvo un doble logro, ya que deja de ser una filial y se muda a su edificio propio, sito en su actual emplazamiento, Quintana Nº 548 e identificada como Escuela de Artes Visuales Nº 2, asumiendo como Director el profesor Jorge Enríquez, a  quien sucedió, a mediados de los ’90,  la profesora Dorys Passucci quien, al jubilarse en los primeros años del 2000, cedió el cargo a la profesora Mónica Rodríguez, quien la conduce actualmente.
Durante estas décadas de su existencia, la institución ha logrado el reconocimiento de la barriada, como también ha sabido captar sus necesidades e intereses culturales y educativos, por lo que se ha ido adecuando a los intereses de la población, lo que le ha valido no sólo  una retención de matrícula zonal, sino  incrementarla con interesados que residen en puntos alejados de la sede, con lo que se ha ampliado el mapa de influencia.
Desde marzo de 2004 la formación que ofrece es de una tecnicatura en artes y oficios, que significa que, además de una sólida formación en lo estético, prepara al egresado para una posible inserción laboral, brindándole conocimientos de administración y comercialización de una pequeña empresa en tales rubros.
Además desde la misma época se brindan talleres libres para niños y adultos, éstos en una decena de ramas artísticas. En  2007 y a raíz de tal perfil, la escuela pasó a denominarse Escuela de Artes y Oficios “Ernesto Valor”.
La labor formativa se extiende hasta zonas alejadas por medio de sus seis filiales, tanto en bibliotecas barriales como en jardines de infantes y en escuelas de educación especial dependientes de la Pcia. de Buenos Aires, brindándose a sus alumnos la formación plástica que los contenidos curriculares de esas instituciones no contemplan..
Actualmente se están diseñando otros para agregar a su amplia oferta: la creación asistida por medios informáticos, lo que será una forma de ajustar lo estético en sus diversas manifestaciones a la tecnología computarizada.
ESCUELA MUNICIPAL DE DANZAS
Esta escuela fue creada por decreto municipal durante la gestión del intendente  José E. Lunghi el 11 de septiembre de 1965, como Escuela de Danzas y Música Folclórica. Su sede, desde su origen, es Gral. Rodríguez 329. Desde 1969 hasta 1978 la institución tuvo varias promociones de profesores de danzas tradicionales. En 1973 se creó, también por decreto municipal, la carrera de profesor de danzas clásicas y en 1981 egresaron las cuatro primeras alumnas de la carrera que en ese momento tenía una duración de 10 años. La formación de sus alumnas siempre contó con el aporte de profesores de Buenos Aires, Mar del Plata, La Plata y algunos primeros bailarines del Teatro Colon reconocidos internacionalmente. Entre ellos la directora del Teatro Argentino de la Plata Sabrina Streiff, las maestras Violeta Janeiro, Vera Stankaitis, María Delia Ponce, Cecilia Gesualdo; los maestros Héctor Mohr, Eduardo Helling, por nombrar algunos que pasaron por la institución y que brindaron lo mejor de ellos.
El primer director de la escuela fue Juan de los Santos Amores, le sucedieron Hilda Mateo de Compás, Hilda Tazza de Ros, Rosa Amutio de Barrera, Hebe Ballé, Miguel Rouaux  y su actual directora,  la profesora y egresada de la Escuela Julieta Moyano.
La Escuela ha participado de innumerables torneos, intercambios y viajes, siendo uno de sus mayores logros una medalla de oro en los Juego Bonaerenses de 1998. A lo largo de su trayectoria ha presentado un amplio repertorio clásico y contemporáneo con muestras anuales.
En la actualidad cuenta con cuatro carreras: profesorado de danza clásica,  intérprete de danza clásica,  profesora de danza contemporánea, intérprete de danza contemporánea. También posee talleres infantiles  desde los 4 a los 7 años, de adolescentes y adultos, de danza para varones y taller de flamenco.
Alrededor de 600 alumnos, cifra que se ha mantenido durante los últimos cuatro años, toman sus clases con un plantel cercano a los 40 docentes, cuatro de los cuales vienen de Buenos Aires, el resto son de la ciudad, muchos de ellos egresados de la escuela.
CONSERVATORIO DE MÚSICA “ISAÍAS ORBE”
Desde que Tandil se conformó como aldea tuvo actividad musical de importancia y sintió la necesidad de institucionalizarla.
Con el transcurso del tiempo llegaron  grandes músicos que fortalecieron la actividad  y es así que en 1943 se confirmaron en los cargos de Director y Ayudante de la Escuela de Música a los profesores Isaías Orbe y Aníbal Mancini, respectivamente.
El 16 febrero de 1962 se oficializó por decreto la Escuela Municipal de Música, siendo su director provisorio el maestro Isaías Orbe. En 1969 asumió la dirección el Prof. Ricardo Coria y en 1971 la recordada Luisa Ballé. En 1974 la Escuela Municipal recibió el nombre de Isaías Orbe.
Desde 1978,  la dirección estuvo a cargo de  la Prof. María del Carmen Alonso, hasta 1981 ya partir de ese año el ahora Conservatorio de Música "Isaías Orbe" de Tandil, pasó a la órbita de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, ya que se gestionó la provincialización para que sus títulos tuvieran más alcance.
Las carreras que allí se desarrollan son: Profesorado en Música; Profesorado en Música orientación Instrumento; Profesorado en Música orientación Canto; Profesorado en Música orientación Dirección Coral; Tecnicatura en capacitación instrumental.
Han sido directoras de la institución las Profesoras Nidia Landi, Estela Salomone y quien actualmente conduce la institución desde junio de 1998,  Ana Cecilia Moroder.
A partir de diversas gestiones realizadas en el transcurso de 1999, se logró la autorización para reponer el  nombre de “Isaías Orbe” al Conservatorio de Música de Tandil.
Desde 2000 el Conservatorio ha desarrollado un programa de capacitación a docentes de Música de los niveles de escolaridad obligatoria, como así también a Músicos Instrumentistas y Directores de Coros.
En la actualidad concurren al Conservatorio alrededor de 650 alumnos desde los 9 años,  que se distribuyen en los cursos de formación curricular, las carreras específicas y los talleres extra-currriculares. Atiende esta matrícula un cuerpo de 90 docentes, para el dictado de enseñanza de  violín, viola, violoncello, contrabajo, flauta traversa, guitarra, piano, clarinete y saxo. Para niños: de 9 a 13 años se realizan Talleres de Iniciación Musical.
Cuenta además con Cuerpos Estables: Coro de adultos, Coro de jóvenes, Coro de niños, Conjunto de cuerdas, Cuarteto de vientos, Orquesta de guitarras, Conjuntos de Cámara.
ESCUELA DE CERÁMICA
Gracias al  aporte personal de Antonio Rizzo, quien fue de los primeros ceramistas de Tandil, se creó esta escuela. El antecedente fue un taller de cerámica que armó Rizzo en la Academia Municipal de Bellas Artes, a pedido de Ernesto Valor quien estimuló asimismo la creación en 1964  de la Escuela, para la que Rizzo donó generosamente un horno para ponerla en marcha en el local del Museo.
En 1967 pasó a ser por decreto la Escuela Municipal de Cerámica y se nombró director de la misma a Rizzo quien también fue profesor a lo largo de todos los ciclos que se sucedieron hasta su retiro en 1981.
El local del Museo y la Academia, pese a las importantes ampliaciones que el Comisionado Domingo Otero había introducido en 1957, resultaba pequeño y la actividad educativa en la faz artística se había extendido, además, desde febrero de 1962, se sumó la creación de la Escuela de Música, que, con la dirección del maestro Isaías Orbe, reunía gran cantidad de niños, como ya citamos.
Años después, se gestionó (con la oposición de diferentes sectores) la provincialización de esta escuela, que contó con nuestro apoyo, lo que se concretó en 1981, tal como funciona en la actualidad, lo  que garantizaba un alcance profesional mayor por la validez de sus títulos.
Luego de la dirección del fundador, le sucedió en el cargo Liliana Montes, Silvia Caresía, Adriana González y actualmente Adrián Foschino.
La escuela funciona hasta ahora en la casa histórica, que fuera sede del primer correo, en 9 de julio 276.
ESCUELA MUNICIPAL DE TEATRO
La Escuela Municipal de Teatro es una institución educativa destinada a la formación integral de niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores en el Lenguaje Teatral.
Fue creada por ordenanza municipal Nº 1578 del 6 de octubre de 1973 y  su modificatoria ordenanza Nº 10929 del 10 de  abril de 2008, en lo que respecta al marco legal, pero su estructura data de un largo antecedente histórico por las producciones que vieron su gestación en el  Auditorium Municipal, situado en el Museo de Bellas Artes y las reuniones de actores, directores y escritores del medio local que durante largos años llevaron a escena un repertorio de Teatro Nacional,  alternando sainetes, comedias,  grotesco y la escritura de la escena independiente. Esto fue posible a la articulación de dos espacios que supieron complementarse, la Comedia Tandilense como ámbito de realizaciones de puesta teatral y el Centro de Formación Actoral como espacio que proveía  nuevos actores, donde se destacó la labor docente del recordado Juan Beristain.
A partir del  año  2003, funciona en la ex confitería de la Estación de Ferrocarril (Av. Colón y Av. Machado), sumándose,  en  2008,  el  Teatro  de La Confraternidad (4  de Abril 1371), donde  hasta  la  fecha, ofrece a la comunidad la posibilidad de acceder en forma gratuita a  su  oferta   educativa  de  carácter anual,  a través de Proyectos y  talleres, dictados por un idóneo plantel de docentes.
Son objetivos generales, que las producciones logradas en la escuela cumplan una función social en ámbitos específicos de la sociedad y que el alumnado esté capacitado para crear y concretar sus producciones artísticas.
Fueron los Directores  de la  Escuela   desde  su  creación hasta  la  fecha: los recordados Ricardo  García  Navarro, José María Guimet y actualmente Mónica E. Pérez.
ESCUELA MUNICIPAL DE MÚSICA POPULAR “GUILLERMO ALTHABE”
Es la más “joven” de las escuelas artísticas. A partir de septiembre de 1988 comenzaron a reunirse integrantes de la Subsecretaria de Cultura y Educación de la Municipalidad  y un grupo de músicos abocados a la elaboración del proyecto de la Escuela de Música Popular, solicitando además asesoramiento a docentes de la similar de Avellaneda. Luego de numerosas reuniones y arduo trabajo, se inauguró con gran expectativa, el 8 de abril de 1989.
La Escuela de Música Popular trabaja en la formación de intérpretes Populares, comprometida con el registro, la difusión, la conservación, la recreación y creación de patrones culturales, que hacen al patrimonio Artístico cultural, contribuyendo así a mantener la vigencia y continuidad histórica de los mismos; tanto en su dimensión local, regional, nacional como universal”.
En esa tesitura, forma intérpretes en tango, jazz y folklore; de instrumento: guitarra eléctrica, bajo, batería, saxo, trombón, trompeta, piano, bandoneón, percusión afro - latina, guitarra criolla, instrumentos andinos y canto y tiene además Talleres de expresión musical infantil (a partir de los diez años) y Talleres infantiles de 5 a 11 años.
La orientación en animación cultural, permitirá al músico animador, elaborar proyectos de intervención, que favorezcan el intercambio de valores y saberes, en un marco que  destaca lo valioso de todas las aportaciones culturales populares, como condición de crecimiento comunitario  y del bienestar de todos los implicados.                   
Durante su historia ha pasado por diferentes edificios, hasta que en  septiembre de 2011 consiguió un lugar definitivo en el predio que era del Museo Ferroviario, en la Av. Del Valle 835, sitio donde actualmente está ubicada.      
Su primer coordinador-director fue Atilio Fischer, continuando luego Gustavo San Miguel, Coie Granato, Silvia Caresía, Adriana Cifuentes y el actual Mario Alba.


 Daniel Eduardo Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada